Reyes y Sacerdotes -Honra y Hermosura

Somos Reyes y Sacerdotes
Somos Reyes y Sacerdotes
Ciudad de David y su Torre, Jerusalén, Israel

Al igual que Jesucristo, ahora tú eres Rey y Sacerdote (Apocalipsis 1:6, y 5:10)

 y para nuestro Dios los hiciste reyes y sacerdotes, y reinarán sobre la tierra

Aquel sacerdote del  Tabernáculo ahora eres tú mismo en tu Tabernáculo vivo – tu vida. Tu acceso al lugar Santísimo está abierto. Ahora es importante que entiendas cuál es tu nueva identidad como Rey y Sacerdote.

El sumo sacerdote era asignado para el beneficio del hombre, no para el de Dios; no para representar  a Dios ante la gente, (ese era el profeta) sino para representar a la gente delante de Dios.

Todo sumo sacerdote es elegido entre los hombres, y constituido a favor de los hombres ante la presencia de Dios, para presentar ofrendas y sacrificios por los pecados. Heb. 5:1

Durante la ley de Moisés, si el  sumo sacerdote era malo, no importa que tan buena fuera la nación, todo el pueblo era rechazado, porque el estatus de la nación ante Dios dependía del estatus del Sumo Sacerdote, más si el pueblo era malo y el sumo sacerdote era bueno, todo el pueblo era aceptado, sin importar sus rebeliones.

Jesús es nuestro Sumo Sacerdote,  ten la seguridad de que Él está  en perfecto estatus con su Padre, y por consiguiente tu lo estás, pues Él vino para reconciliar a la humanidad entera con Él; a pesar de que la humanidad lo tomó como  culpable y lo sometió a juicio que el hombre demandaba como justicia, Él se levantó triunfante de los muertos como señal de que toda justicia que el hombre demandaba ha sido cumplida.   Toda demanda quedó totalmente pagada.  Todo juicio quedó exhausto, y no habrá juicio que Dios demande contra ti.   Ahora Él está sentado a la derecha del Padre y tú con El y como Él es, tú lo eres EN ESTE MUNDO ante nuestro Padre.   (Tabernáculos Vivientes)

Esta es una foto del Sumo Sacerdote del tiempo de Moisés.  Cada detalle de su  atuendo apunta a la excelencia de Jesús.  Este atuendo está descrito en Éxodo 28

El Sumo Sacerdote
Sacerdote Aarónico

 

Harás que tu hermano Aarón y sus hijos Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar, se presenten ante ti, para que de entre los hijos de Israel sean mis sacerdotes. Harás vestiduras sagradas para tu hermano Aarón, que le confieran honra y hermosura.Hablarás con todos aquellos a quienes he llenado de un corazón y de un espíritu sabio, para que hagan las vestiduras de Aarón y yo lo consagre como mi sacerdote. Éstas son las vestiduras que deberán hacer: el pectoral, el efod, el manto, la túnica bordada, la mitra y el cinturón. Háganse, pues, las vestiduras sagradas para tu hermano Aarón, y para sus hijos, para que sean mis sacerdotes.  Éxodo 28:1

 

Levitas
Los Hijos de Aarón

Todo el atuendo de los sacerdotes estaba diseñado “para conferirles honra y hermosura”. Estas vestiduras sagradas estaban hechas de lino fino torcido.

Los hijos del Sumo Sacerdote también eran sacerdotes, más ellos solo usaban las túnicas  blancas bordadas de lino torcido.  (Ex 28:40)

Si Jesús es nuestro Sumo Sacerdote, nosotros somos los sacerdotes del templo vestidos de lino fino.   En Apocalipsis  19:8 aprendemos que el lino fino es la rectitud de los santos.  Recuerda quienes son los santos,  no necesariamente los del calendario, sino todo aquel que ha sido lavado con la sangre del Cordero de Dios.  Esta Rectitud de los santos  no vino de nosotros, Cristo nos la dio, de su Pureza y templanza de carácter nos impartió. Si tú has recibido ese regalo tú acepta que eres santo. No esperes a que te canonicen,  tu nombre ya aparece en el libro de la vida.    Es esta vestidura la que hoy te confiere honra y hermosura,   no la hermosura física que se desvanece con el tiempo, sino aquella que se externaliza cuando caminamos con esa confianza en la justicia con la que hemos sido cubiertos.

La palabra justicia viene del griego dikaiosynē  que en hebreo es  tsĕdaqah, y que significan rectitud, justificación, salvación,  equidad, verdad, vindicación, prosperidad.  

Este sitio tiene como misión que el Pueblo de Cristo sea fincado en esa justicia basada en el trabajo Consumado de Jesús  y  no en nuestras propias justicias, o auto-justificación basada en nuestras obras, pues aquella novia sin mancha y sin arruga que Cristo levantará en nuestra generación será aquella que tenga su fe en la justicia de Cristo. Esta fe es la que nos mantendrá puros e impecables.   Por lo mismo no te canses si mi énfasis es Jesucristo y su trabajo redentor, pues es la revelación del mismo y de cómo te confirió de su gloria lo que te hará resplandecer.

Muchas iglesias están comenzando a aceptar la revelación de nuestra nueva identidad en Cristo, sin embargo, cuando el nombre de Jesús o su trabajo consumado no se mencionan,  es posible olvidarnos del dador de nuestra identidad, y que terminemos buscando las bendiciones y no al que nos las dió.  No es el fin producir cristianos egocéntricos,  llenos de amor por sí mismos y sin amor por los demás, sin amor a sus padres, o a sus hermanos.  Recuerda dos cosas:

 En esto sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida: en que amamos a los hermanos.    Juan 3:14

En esto conocerán todos que ustedes son mis discípulos, si se aman unos a otros. Juan 13:35

El día de mañana seguiremos hablando de lo que este lino fino representa en tu vida.

Shalom

 

 

Series Navigation<< Tabernáculos VivientesReyes y Sacerdotes (Parte 2) – Lino Fresco >>

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..