Reyes y Sacerdotes (Parte 2) – Lino Fresco

Descansemos en su Presencia
This entry is part 3 of 11 in the series Tu Identidad en Cristo
Descansemos en su Presencia
La Frescura de su Gracia

Hablábamos ayer de la belleza y la honra que Dios nos confirió al vestirnos de lino fino, que representa su Gloria, la Gloria de su Hijo, su Justicia y todo lo que envuelve el significado de la palabra dikaiosynē  (Reyes y Sacerdotes – Honra y Hermosura)

Más esta vestidura no solo tenía el propósito de hacerlos verse hermosos o llenos de honra,   sino que también servía para mantenerlos frescos sin producir sudor. El sudor no era permitido dentro del tabernáculo.  Este sudor representa  el stress que produce el esfuerzo humano.   De hecho,  una de las ordenanzas era la de no usar ninguna pieza que produjera sudor, por lo mismo la lana no se permitía en este atuendo, ni aún mezclada con lino. Deuteronomio 22:11

Cuando entren por las puertas del atrio interior, se pondrán vestiduras de lino. Y cuando ministren en las puertas del atrio interior y dentro del templo, no deberán ponerse nada de lana. Se cubrirán la cabeza con turbantes de lino, y el cuerpo con calzoncillos de lino. No deben vestirse con nada que los haga sudar.  Ezequiel 44:17-18

 La lana no solo es un material que produce sudor,  sino que representa el esfuerzo humano –  nuestra propia cubierta (si recuerdas que somos adamneveovejas).   Adán y Eva estaban cubiertos de la gloria de Dios, que era como una cubierta de luz resplandeciente,  pero cuando cayeron la perdieron, hallándose desnudos. Aunque ellos inmediatamente trataron de proveer su propia cubierta con hojas de higuera, (que también representan los esfuerzos del hombre,) Dios los cubrió con la piel de un animal,  cuya sangre sirvió primero para cubrir su falta.  ¿Logras ver la obra de Jesús en esta representación?

Por algo Jesús mismo maldijo la higuera para que no produjera mas fruto. (Mateo 21:18-21)  El estaba a punto de hacer algo bajo lo cual el hombre no tendría nunca más que vestir de sus hojas.  El estaba a punto de cubrirnos con su Lino Fino, que ya vimos es nuestra Rectitud en Cristo, nuestra Hermosura,  y la Frescura que es hallada en  Su Gracia.  El es el Arbol de la Vida, y ¡el que coma de este árbol vivirá!

Esto nos indica claramente que no podemos mezclar la ley, cuya esencia es el esfuerzo humano, con la Gracia de Dios, cuya esencia es descanso y refrescamiento.  (Ve “Jesús y la Ley” y mi serie acerca de la ley).  Estar en la Ley significa todo lo que intentemos y tratemos de hacer además de lo que Jesús ya hizo,  para poder obtener lo que Jesús ya nos proveyó, ya sea nuestra aceptación ante Dios, nuestra bendición,  su favor o su gloria.  El mundo entero vive luchando, matando, robando, destruyendo y pereciendo por obtener estas cosas;  Muchos van “luchando por la vida”  perdiendo la vida en el proceso; cambian su salud por obtenerlo todo, y al final  cambian todo por recuperar su salud, pues esta lucha produce estrés, preocupación,  angustia o ansiedad y todo tipo de enfermedad y mal.

Más nosotros como tabernáculos vivos podemos descansar en el trabajo

Jesús te hará descansar
Jesús te hará descansar

consumado de nuestro Sumo Sacerdote Jesucristo. El ya luchó por nuestra vida, ya no tenemos que ganar el pan con el sudor de nuestra frente jamás.   Recuerda, todo lo que Jesús hizo en la tierra tenía un carácter redentor, de manera que la maldición que comenzó en un huerto, el Huerto del Edén,   terminó en otro huerto, el Huerto del Getsemaní,  cuando Jesús sudó sangre debido al estrés de saber  que estaba a punto de entregarse como nuestro cordero, tiempo durante el cual experimentaría sobre su cuerpo la violencia que la Ley produce en nosotros . En ese momento El tomó nuestro estrés, nuestra depresión, nuestra preocupación, angustia y ansiedad en su propio cuerpo y en el momento en que la sangre surgió en forma de sudor, nos estaba redimiendo a nosotros de todos estos sufrimientos.

Con lo anterior no estoy diciendo  que no trabajemos, al contrario, la Biblia dice que el que no trabaje que no coma, (2 Tes. 3:10)  mas estando en Cristo todo lo recibimos de  su Mano, incluyendo la fuerza, la creatividad y la sabiduría.   Este es nuestro descanso.  Por la Cruz ya no tenemos que vivir mas de nuestras obras y la obra de sus  manos prospera a través de las nuestras;  por su habilidad, nuestro desempeño debe ser mayor que lo que sería por nuestro propio esfuerzo;  confiando en Él obtendremos Gracia ante nuestro empleador, y aún él o ella serán  bendecidos; aquel que nos oprime deja de oprimirnos, y aun a nuestros enemigos los hace estar en paz con nosotros; por la fe en la Cruz mantenemos nuestra salud,  porque por su yaga fuimos todos curados; y todo lo que nos falte podemos recibirlo  por la fe en Jesús,  en lo que Él logró en la Cruz.

Esta misma fe fue la  que lo llevó a la Cruz,  y es de su fe de la que nos alimentamos diario para que en nuestro corazón podamos mantenernos “creyendo” todo el tiempo, pues todo lo que no es de fe es pecado.   Esta es la razón principal para querer contemplarlo en su escritura, para tener una revelación diaria de que su fe y su justicia nos hizo justos y nos lo dio todo.

Por lo tanto, busquen primeramente el reino de Dios y su justiciay todas estas cosas les serán añadidas. Mateo 6:33

 Vimos ayer el significado de esta palabra griega dikaiosynē, traducida en nuestra Biblia como justicia que significa rectitud, justificación, salvación,  equidad, verdad, vindicación, prosperidad.   Nótese que no es nuestra justicia la que buscamos,  es la de Jesús,  y en la misma traducción vemos solo algunas de las cosas que nos son añadidas cuando lo buscamos sólo a Él.  Ya no tendremos que trabajar para ser justificados, para obtener nuestra prosperidad  o nuestra herencia,  nuestra vindicación de todo lo que nos haya sido robado. Solo tenemos que vivir de  su Gracia.

Aunque trabajemos,  y hay aquellos que trabajan muchísimo, espiritualmente no debe haber “sudor”, no debe ser con aflicción de espíritu, pues el peso de vivir para uno mismo nos ha sido quitado de los hombros,  pues Cristo dijo,

Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar. Mateo 11:28

Dios ve por ti,  tú eres nobleza y realeza, y las cosas externas no determinan lo que tu eres en Cristo.  Cuando nos desvivimos tratando de obtener las cosas de este mundo,  hacemos a un lado la vida que Él ofrece y que nos dio a precio muy alto, estamos negando su trabajo en vez de descansar en lo que Él hizo. El  despreciar lo que Él hizo  es un insulto al Altísimo.    Así que amado, di no al sudor y las lágrimas, deléitate en la frescura de tu atuendo de Lino Fino y que el año que comienza hoy sea para ti de gran refrescamiento y descanso.

Mañana hablaremos del alto valor de tus vestimentas.

Feliz Año 2013

Shalom

 

 

Series Navigation<< Reyes y Sacerdotes -Honra y HermosuraReyes y Sacerdotes (Parte 3) – Lino Fino >>

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..