¿Y Tú, Ya Entraste En Su Descanso?

This entry is part 3 of 5 in the series ¿Qué es la Gracia?
Entrar en su descanso
 

En efecto, habéis sido salvados gratuitamente mediante la fe. Y eso no es algo que provenga de vosotros; es un don de Dios.  No es, pues, cuestión de obras humanas, para que nadie pueda presumir.

Efesios 2:8-9

Y si es por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no sería gracia. Y si es por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no sería obra.

Rom 11:6

 Hablamos ayer de que El Plan original  de Dios para los hombres es de descanso y ese descanso solo se encuentra en el trabajo terminado de Jesús,  ¡su obra consumada!  De este trabajo es de donde fluye toda su Gracia hacia nosotros.  Gracia es Gratis, no la tienes que comprar, o ganar, o ameritar,  solo recibir.

El pueblo que entró a la tierra prometida no fue el mismo que Dios sacó de Egipto,  pues en Hebreos 3:16-17 vemos que todos esos Israelitas, incluyendo al mismo Moisés, perecieron en el desierto sin haber podido  entrar en esta tierra de descanso.  Los que lograron entrar fue una nueva generación dirigida por  Josué, a quienes habiendo entrado Dios les recordó:

Yo te di tierra que no habías trabajado y ciudades que no construiste, en las cuales vives ahora. Te di viñedos y huertos de olivos como alimento, aunque tú no los plantaste. Josué 24:13

Por cierto, el nombre en hebreo de Josué es Yehoshua,  יהושע ,   y que significa “Dios Salva”  el mismo nombre cuya versión griega es “Jesús”,

Sin embargo,

Si Josué les hubiera dado el reposo, no habría hablado después de otro día.  De modo que aún queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que entra en su reposo, reposa también de sus obras, como Dios reposó de las suyas.  Hebreos 4:8

Jesús mismo, mientras vivió en la tierra como hombre vivió una vida de descanso y confianza en su Padre, Lo vemos siempre activo, mas siempre lleno de calma y dominio propio, sin ansiedad ni enojo, totalmente dependiendo del Espíritu de Dios, pues aún siendo Dios,  toda su estancia en la tierra la habitó como un hombre que descansaba en  el Espíritu de su Padre.  

En Lucas 2:40 leemos que Jesucristo, el dador de la Gracia, “.. crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él”

  Sin embargo, Jesús mismo les dijo a los judíos acerca de su propio nacimiento

 “Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza.”   Mateo 8:20  

Hace poco aprendí que la palabra griega “klino” usada para “recostar”  sólo se usa una vez más, refiriéndose a Jesús, cuando estando en la Cruz, después de gritar “Consumado Es!”

 “…habiendo inclinado (klino) la cabeza, entregó el espíritu.”  (Juan 19:30).  

En las palabras de Joseph Prince, te lo traduzco de su devocional“Medita para el Éxito”

” Mi amigo, solo en la cruz el Hijo del hombre finalmente encontró un lugar para descansar Su Cabeza.  Jesús hayó su descanso en redimirte, en salvarte. Jesús hayó su descanso en amarte!”   

¿Y tú querido lector, o lectora, ya encontraste ese descanso?

La promesa de entrar en el descanso ofrecido por Dios sigue en pie.  Hebreos 4:1 

Jesús ya hayó ese descanso para dártelo a ti.   Su muerte fue una muerte expiatoria – quiere decir, en substitución.  Fue una muerte redentora – quiere decir que fue como pago de algo que era suyo y le fue robado; como pago de algo que ya no le puede ser cobrado.  Todo lo que el sufrió no es para que lo sufras tu,  al contrario,   El tomo en su cuerpo el castigo de nuestra maldad según la Ley  y pagó el precio de nuestra paz,  todo esto para que hoy Dios nos pueda ver sin mancha, y sin imperfección,  con una inocencia como si jamás hubiera habido maldad en nosotros, tal y como ve a su Hijo hoy, esa es su Gracia y esa es nuestra justicia y rectitud hoy.  Ese es nuestro descanso.   

Te invito a que lo conozcas para que puedas confiar en El  y aprendas a hayar descanso en su Gracia. Descanso de tus afanes, de tus preocupaciones,  de tus aflicciones y dolores,  de todos tus trabajos fútiles.  Esto no quiere decir que te salgas de trabajar, sino a que dejes que Él te conquiste para que aprendas a inclinarte (klino) en su trabajo Consumado,  pues en su descanso es como nuestro trabajo deja de ser vano y fútil.

Shalom.

 

Series Navigation<< ¿Estás Reinando en tu Vida?Caigámonos en su Gracia >>

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..