La Oración como Diálogo

 

Quiero decirte que me encuentro en un momento crucial en mi vida en el que estoy esperando escuchar la voz de Dios con respecto a mi ministerio.  Mi dilema  comenzó al descubrir que el evangelio que yo di a conocer durante el primer año realmente está basado en una teoría siniestra y equivocada, que es la “teoría de substitución penal”   de Calvino,  la cual  no puedo aceptar mas como la verdad, sino como un error en el que se ha edificado toda una doctrina y un fenómeno que conocemos como el cristianismo y que no se parece en lo absoluto a la iglesia que los Apóstoles fundaron.

Pensando que no hay nada como escuchar la verdad directamente del Espíritu de Dios,   quiero hacerte llegar estos mensajes muy cortos que al igual que el mensaje de Bertie de “Cómo escuchar la Voz de Dios claramente”, que encontrarás en el mismo canal,   te dará la confianza de que la voz de Dios será la que te guiará a toda verdad.

Lamentablemente, el religioso no podrá beneficiarse de esta serie, pues es justamente por causa de la religión que no podemos sentirnos suficientemente  cerca a Dios,  ni mucho menos podremos creer que Él quiere hablarnos, de no sentirnos  suficientemente “buenos”, “santos” para poder escucharlo,  o  especiales para ser “elegidos” .   Mas este engaño no podrá tenernos mas cautivos.   No necesitamos ya al profeta para escuchar a Dios.  Su Espíritu ha hecho su morada en nosotros.

Shalom y Gracia en abundancia.

Brad Jersak, La Oración Escuchando, Parte 1 y 2

 

 

 

Series NavigationAprendiendo a Escuchar >>

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..