Los Ritmos de su Gracia.

You think you can dance

Quizá has estado esperando saber cómo Caminar con Cristo, al saber que muchas cosas que creías realmente eran malentendidos o errores en interpretación de la Palabra de Dios.  Aunque finalmente llegaremos a Efesios 4, el cual nos da luz en nuestro caminar,  quiero recordarte y enfatizar que el “Caminar” con Cristo realmente no es posible…. A menos que sea el resultado de una  labor ardua “por  entrar en su reposo” (Heb. 4:2).  Este descanso,  esta seguridad de estar “sentados” junto con Cristo, también permitirá que podamos entender la guiansa de su Espíritu en nuestro caminar,  y finalmente obtener la victoria sobre  toda batalla espiritual que se levante contra nosotros.

El que tan bien caminemos, depende de que tan bien “descansemos”  sentados junto con Cristo.  De ninguna manera podrás caminar sin tropezar, si no has comprendido o aceptado

Bailando al Ritmo de Su Gracia que eres recto(a) y justo(a) por el trabajo Consumado de Jesucristo en la Cruz,  y no por las obras de la ley;  pues si no crees que fuiste perdonado por Gracia,  o se te olvida,  la condenación hará crecer sus raíces en ti y nunca podrás acumular las virtudes de las que 2 Pedro 1:9  nos habló.  Sera difícil  que vivas como Hijo de Dios, si aún te sientes desterrado o destituido,  si lo ves como tu amo a quien temes y no como tu Padre amoroso, sintiéndote  “su Entenado”  y no su Hijo;  y desde luego,  si aún crees que tus obras y obediencia son las que te darán tu bendición y te harán estar en paz con El y no su obra de redención.

Mas cuando por Su Espíritu recibimos revelación de su Gracia, de ese perdón,  de esa rectitud,  de esa limpieza y perfección de su trabajo consumado,  de su amor hacia nosotros  y experimentamos esa paz y ese gozo que nada había logrado darnos,  entonces es fácil despojarnos del peso que nos acecha y correr la carrera que él nos tiene preparada, (Heb. 12:1) pues todos los pensamientos y sentimientos contrarios, finalmente cesan y con ellos nuestros esfuerzos y el enemigo no encuentra más polvo que devorar en nosotros.

Vimos como los primeros 3 capítulos de Efesios son tan esenciales para entender en que consiste ese descanso.  Mas llega la hora en que leemos Efesios 4, y nos confundimos, porque hemos estado aprendiendo que si queremos ser justificados por las obras de la ley, nos caemos de su Gracia. (Gal 5:4)

¿Acaso Pablo nos  trajo en un círculo a través de estos 4 meses y llegamos al mismo lugar de “haz o no hagas”, “se y no seas” como lo leemos en Efesios 4?

De ninguna manera,  las exhortaciones de Pablo no son mandamientos para nuestra carne, Dad carrying son on his shoulders.pues todo lo hagamos a través de su Espíritu es de sus frutos.  Dios lo escribe en nuestro corazón y Él nos da el querer y el saber cómo hacer lo que le agrada.   Cristo es el que lleva el yugo,  y nosotros solo lo seguimos.  Estamos unidos a Cristo,  Él dijo que su yugo era ligero y su carga no pesada.  (Mat. 11:30)

Por ejemplo,   para mí los lentes para leer son una  incomodidad, porque nunca necesité lentes, y aun  no se aun depender de ellos,  más para una persona con problemas de la vista,  los lentes son su descanso y no puede vivir sin ellos.    Para el paralítico que fue sanado en sábado,  el  levantarse, tomar  su cama  e irse caminando durante el Sabbat fue un verdadero descanso.  Mas los fariseos lo acusaron de hacer algo ilícito.  La ley no crea misericordia en los corazones,  la ley es rígida, por lo mismo fue escrita en piedra,  y ya aprendimos un poco de como el diablo la usa para mantenernos paralizados, en posición horizontal todo el tiempo y sin descanso.

El llevar el yugo de nuestro Señor es nuestro descanso que nos permite caminar. Es por esto que si continuas regresando vas a encontrar más acerca de su descanso, que acerca de tu caminar,  más cuando de repente te encuentres honrando a tu esposo por tu propio gozo, o amando a tu esposa y no “tratando de amarla”,  u obedeciendo a tus padres con satisfacción y agrado sin voltear los ojos al cielo, te darás cuenta que has sido transformado,  pues Jesús dijo:

Venir a mi todos los que estén trabajados y cansados que YO los hare descansar… Tomen Mi yugo sobre ustedes y aprendan de Mí, que Yo soy manso y humilde de corazón, y hallaran descanso para sus almas.  Mat. 11:28-29

El caminar con Cristo solo es ligero cuando lo hacemos siguiendo el ritmo de su Gracia.  Este es un ritmo no forzado,  gentil y apacible.

Existe una versión de la Biblia en ingles  llamada “El Mensaje”  la cual aún no he encontrado en  español,  mas déjame que te traduzca este versículo de acurdo a esta versión.

Esto es lo que diría Mateo 11:28-30,

¿Estás cansado? ¿Agotado? ¿Quemado por religión? Ven a mí. Escápate conmigo y podrás recuperar tu vida. Te mostraré cómo tomar un descanso real. Camina conmigo y trabaja conmigo-mira cómo lo hago. Aprende los ritmos no forzados de la Gracia. No voy a poner nada pesado o mal ajustado sobre ti. Mantén compañía conmigo y aprenderás a vivir libre y ligero. “

Si observas a los bailarines profesionales,  especialmente aquellos que parecen volar

La Vida Zoe

en el aire con facilidad y sin esfuerzo,  realmente es el resultado de muchas horas de práctica intensiva durante largos días, meses y años, a través de los cuales logran  traer cautivos todos sus movimientos, con todos sus nervios, sus huesos y sus músculos a la obediencia de su cerebro.

De igual manera,  cuando aprendemos a traer nuestra mente e inquietudes cautivas a la obediencia de Cristo, nos hallaremos no solo caminando sino danzando al ritmo no forzado de su Gracia.

Shalom

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..