Gloria y Hermosura

 

Joseph Prince en Cesarea del Mar, Sep. 11, 2012
Joseph Prince en Cesarea del Mar, Sep. 11, 2012

Si has seguido este blog desde el principio, puedo asegurarte que las Sagradas Escrituras han tomado un nuevo significado para ti.  Tú perteneces ahora a esa Iglesia que ha dejado de sangrar,  porque ha dejado de depender en su propia justicia y rectitud para agradar a Dios, y has comenzado a usar tus nuevas vestiduras que llevan en ellas el Favor de Dios y el Poder de Su Evangelio.

Ahora cada que lees acerca del “Justo” sabes que es aquel que ha sido justificado por el Sacrificio de Jesucristo y no como una recompensa a sus “propios méritos”.  Cada que lees acerca de la Justicia de Dios,  sabes que habla de la rectitud de Jesucristo como tu vestidura   y no de una justicia condenadora e implacable, como será el caso de los que rechacen este regalo.

En el caso de la mujer  que estudiamos en mensaje anterior, después de 12 años de aflicción, en un momento cambio  sus trapos de inmundicia por una vestidura nueva, al tocar el Tekheleh en la orilla el Talith de Jesús;

Mientras Jesús comendaba su  fe, que le permitió  recibir su sanidad  y le reiteraba su amor y aceptación,  Jairo esperaba impaciente a que Jesús continuara su camino para sanar a su amada hija, también de 12 años, quien no contaba con mucho  tiempo para esperarlo.  En ese momento alguien de su casa le dijo: “Tu hija ha muerto, ¿para qué molestas aún al Maestro?” (Mar 5:35)

El número 12 es  muy significativo, pues  en el hebreo representa   gobierno perfecto, autoridad divina, cita divina, completitud, todo lo cual se encuentra en el plan de Dios para su iglesia. El hecho de que este número se encuentre aquí dos veces,  nos sugiere un doble significado, siendo la mujer representativa de la iglesia, la cual es sanada al  serle revelada la Gracia de Dios. Siendo Jairo la autoridad de la sinagoga, nos dice que la niña es un símbolo de Israel,  quien yace débil y enferma.

Jairo, un fariseo, a quien la enfermedad de su hija quizá había dejado vacío de sí mismo, al grado de que pudo ver la Gracia y autoridad Divina en Jesús, debió haber creído que era demasiado tarde,  más Jesús no se fue sin cumplir todas sus citas divinas en esta tierra, y después de cumplir su cita con la mujer, fue a despertar a la hija de Jairo,  por lo que le  dijo: “No temas, cree solamente”.  (5:36)

Cuando llegó a la casa y encontró a todos llorando,   los consoló diciendo: “La niña no ha

Levantando a la Hija de Jairo
Levantando a la Hija de Jairo

muerto, sino que está dormida”. (5:39)  y tomándola por la mano le dijo:   “Talita cum,” que traducido significa: “Niña, a ti te digo, ¡levántate!”  (Mar 5:41)

La palabra hebrea para Talita es “Talitha”.  ¿Recuerdas lo que aprendiste acerca del Talith? ¿Puedes encontrar alguna relación entre el Talith y el nombre de la niña?    Imagina a nuestro Señor Jesús poniendo su Talith sobre el cuerpo de la niña y hablándole: ¡Niña bajo el Talith,  levántate! “

Este Talith –  su  vestimenta de rectitud  fue lo que levantó a la niña.  Una vez más vemos aquí que la Rectitud de Cristo es el poder del Evangelio, y es lo que hace que la vida de Resurrección de Cristo fluya en la vida del Hijo de Dios.

” Más a la voz de Jesús la niña se levantó y comenzó a caminar y Jesús instruyó que le dieran de comer. “

Nota que no dijo que le dieran de beber.  Ella no necesitaba leche,  necesitaba alimento sólido – la revelación de la Gracia de Dios.

Es a través de la predicación del verdadero evangelio de Gracia, de la revelación de la Rectitud de Cristo en nosotros y no la nuestra, que la iglesia ha comenzado a sanar y por causa de esta revelación Jesús no tardará mucho en despertar a “Talita”,  a su amada  Israel, a quien muchos consideran ya muerta.   Sin esta revelación ella no podrá  levantarse, no podrá caminar, permanecerá “durmiendo”, inerte, inmóvil.

Jairo significa “iluminado”.   Todo aquel que sea iluminado con esta revelación de la Rectitud  de Cristo será levantado junto con toda área “durmiente” o aun muerta en su vida. Es esta revelación la que logrará embellecer tu vida y llenarla de atavíos como nos lo dijo Isaías:

En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió de vestidos de salud, me rodeó de manto de justicia, como á novio me atavió, y como á novia compuesta de sus joyas. Isaías 61:10  RVA (Reina Valera Antigua)

Esta vestidura de salud,  también llamada “vestidura de salvación” en otras traduccionescrown or tiara isolated on a white background de la Biblia,  es considerada un adorno y un objeto de belleza, de gloria y de gran valor, como una joya preciosa en la cabeza.  Esta palabra  usada para joyas – “pĕ’er”, ocurre 7 veces en la biblia.  5 veces es usada como una mitra o una diadema de lino fino en la cabeza,   y dos veces  en el mismo capítulo de Isaías es usada como  un adorno de gloria y hermosura, (61:3 y 61:10).

Date cuenta como en este capítulo El Espíritu Santo, profetizando acerca de Jesús por la boca de Isaías, nos reitera lo que la vestidura de rectitud hará en nuestra vida

“… para darles gloria (pĕ’er) en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar del luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. (Isaías 61:3)

Lee Isaias 61 y repítetelo en voz alta varias veces hasta que tu corazón salte de alegría pues Jesús ha cumplido su cita divina contigo.

Shalom

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..