Firme Confianza

Confianza en El
Por lo tanto, no desechen la firme confianza que tienen en el Señor. ¡Tengan presente la gran recompensa que les traerá! Heb. 10:35

Si te fue posible completar la serie de la Cena del Señor, y has comenzado a tomarla para proclamar Su Victoria en tu vida,  ahora simplemente da Gracias a Dios por su trabajo consumado y camina en ese trabajo,  ese será tu descanso.  Usa tu fe entre tu proclamación y la manifestación de tu milagro.  Ese es el periodo que agrada al Señor, sabiendo que ya ha sido hecho, pues “Por su llaga fuimos todos sanados”, (Isaias 53:5)  no dice: “seremos sanados”, dice que ya lo fuimos.   Una vez que tu sanidad se manifieste 30%, 60%, o 100%,  tu fe te servirá simplemente para mantener tu sanidad.

Digamos que te levantas y sientes el dolor,  o estas durmiendo y te despierta  la ansiedad o el temor, la preocupación o tu situación complicada y dolorosa.  Simplemente vuélvete a las escrituras declarando lo que ahí encuentres de consuelo,  declarando lo que esperas.  Recuerda que la justicia que es de fe “confiesa” – que si tú crees que Jesús es el Señor, serás salvo….(Rom 10:6-10):  

Pues es por creer en tu corazón que eres declarado justo a los ojos de Dios y es por confesarlo con tu boca que eres salvo.

  ¿Qué significa esto?  Lo hablamos antes, pero aquí te lo repito: Significa que ¡Él es TU Señor – El Sumo Sacerdote de tu profesión! (Hebreos 3:1),  ésto quiere decir, de la fe que profesas,  en el griego, la palabra profesión  es homologia ,   palabra usada también para confesión,  ésto quiere decir que    Lo que El Señor sea o signifique para ti será lo que El haga en tu vida. 

Si Él es tu Sanador, decláraselo, si Él es tu Proveedor,  Si Él es tu fuerza, tu amparo, tu escudo,  decláraselo,  tus oídos tienen que oírlo, una y otra vez,  las tinieblas tienen que oírlo,  comienza a declarar lo que esperas,  pero ante todo, CREE lo que confiesas.  Esa es la rectitud de los Hijos de Abraham.     

Por ejemplo:

Padre yo creo que tu poder me está restaurando (esta parte de mi cuerpo, o esta MC910216396situación imposible en mi vida)  Ayer tome la comunión y te agradezco que “Por tu llaga he sido sanado”,  ya he sido Señor,  ya me diste mi sanidad en la cruz, (o mi paz, mi libertad, mi restauración, etc)  tú ya llevaste mis maldiciones,  y yo creo en lo que tu Hijo Jesucristo logró en la Cruz. ¡Amen!

Así es como vivimos  la vida de la fe,  así es como corremos la carrera.  Andamos por fe, no por vista.  No es por el hacer, es por el creer.

Puestos los ojos en Jesús,  el Autor y el consumador de la Fe. Heb. 12:2

Recuerda nuestro Salmo 91: 5-6

No tendrás temor de espanto nocturno, Ni de saeta que vuele de día;  Ni de pestilencia que ande en oscuridad, Ni de mortandad que en medio del día destruya.

No temas la enfermedad que está pegando fuerte al mundo, no temas lo que se pueda estar desarrollando en tu cuerpo,  no temas lo que te “pueda pasar”, no temas a lo que eres “propenso”,  no temas lo que puede estar en “tus genes”,  no temas la enfermedad que mató a tu abuelito, a tu bisabuelito,  a tu tío.  ¡NO TEMAS!

Alégrate por lo que se está desarrollando en tu cuerpo al Proclamar la Muerte del Señor:

Salud Divina, la cual se está acrecentando, la cual está mejorando, la cual se está fortaleciendo, la cual está poseyendo tu cuerpo entero, célula por célula, órgano por órgano,  tu vida entera;

Abundancia de Gracia
Abundancia de Gracia

Prosperidad,  la cual está devorando toda deuda, toda carencia, toda falta,  toda necesidad, la cual está haciendo que lo que tus manos toquen con fe prospere,

Sabiduría, la cual te está dando creatividad, inteligencia, innovaciones;

Favor, el cual te pone en el lugar correcto, en el momento correcto, el cual hace llegar a tu vida la gente correcta, en el momento oportuno;  el cual te abre puertas y aún a tus enemigos hace estar en paz contigo.

Vida en abundancia,  juventud restaurada,  energía restaurada,  ánimo, entusiasmo, y gozo,  años de vida añadidos,  relaciones familiares restauradas,  todo lo que te había sido robado, restituido doblemente. (Zac. 9:12)

Ya es demasiado tarde, mi amigo(a)  Fi

Recuerda que no es magia,  es Fe. No porque yo lo crea, no porque tú lo creas,  simplemente porque su Palabra lo dice.    Esta fe agrada a Dios:  fe en Su fe que lo llevó a la Cruz,  fe en su amor,  fe en su trabajo consumado.   Si no lo quieres mi amigo(a)  le pido a Dios que me de a mi lo que tú no quieras.

Esta semana celebramos la Semana de la Pasión.  Aprovecha este tiempo para buscar un tiempo a solas para deleitarte en tu Señor.    Mis publicaciones esta semana serán breves, para darte tiempo de re-visitar las secciones acerca del Poder de Su Sangre,  acerca de la Condenación y la Culpa,  acerca de La Cena del Señor,  si es necesario visita la Sección de tu Identidad en Cristo y si aún no has entendido lo que es la Gracia, visita la Sección de la Gracia, la cual te dará luz de como escudriñar las escrituras a la luz del Nuevo Pacto, filtrando todo a través de la Cruz.

He publicado un Mapa de este Sitio el cual te ayudará a encontrar las diferentes secciones más fácilmente.

Regresa la semana siguiente para que sigamos conociendo al Jesús que nos amó.

Shalom

 

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..