El Camino Romano

This entry is part 1 of 1 in the series La Epistola de los Romanos

 

Jim Caviezel en su papel de Jesús

Hace algunos años tuve que memorizar  “El Camino Romano”, para aprender a llevar al no creyente las Buenas Noticias del Evangelio de Gracia e invitarlo a que reciba a Jesucristo como su salvador. Este mapa se sumariza en:

  • Reconocer que Dios es el Creador de todas las cosas, incluyendo a nosotros Rom. 1:20-21
  • Reconocer  que la naturaleza en nosotros llamada “pecado”, nos descalifica aun para pararnos en la presencia de Dios Rom. 3:10-12 y 23:
  • Conocer que:
  1. Dios nos dio la manera de calificar bajo sus estándares: Nos mostró Su Amor dándonos la Vida Eterna a través de Su Hijo Jesucristo, la cual nos pone bien con El Rom. 5:1 y 
  2. Este regalo de Gracia es gratuito (Rom. 6:23), y se recibe declarando o confesando que Jesucristo es El Señor – esto significa: que Jesús es Dios, el Dios de Abrahám, Isaac y Jacobo, y que Resucitó por el Espíritu y la Voluntad de Dios. Rom. 10:9-10 y 13
  3. Salvación a través de Jesús nos permite obtener una relación con Dios sin condenación, y sin que nada nos corte de nuevo de su amor Rom. 8:1, 38 y 39.

Lo anterior, aunque una manera practica de evangelizar, siempre me hizo pensar que esta epístola estaba escrita para No Creyentes, después de todo, fueron los Romanos los que ejecutaron el juicio contra nuestro Señor Jesús, el cual sus hermanos judíos demandaron contra El bajo la autoridad (o falta de autoridad) de Poncio Pilato.

Sin embargo, al leer esta Epístola completa me doy cuenta que los versículos que le dan poder a los versículos anteriores no están incluidos en este instrumento de evangelismo. ¿Sabes cuales son estos versículos? aquellos que muestran que lo que Pablo intentaba era que los cristianos descansáramos en la Gracia y no bajo nuestro propio esfuerzo. Por tanto, en esta epístola no solo encontramos la Salvación, sino que nos revela sin lugar a equivocarnos lo que el verdadero Evangelio debe producir en la gente: Su salida de Egipto hacia la “Tierra Prometida”; ésto es, la salida de la Ley hacia  la Gracia.

No te pido que te aprendas el Camino  Romano de memoria, mas si quiero invitarte a que hagamos este recorrido juntos a través de esta Epístola.

Como antecedente, debes saber que aunque el órden que el Espíritu Santo usó coloca esta epístola como la primera de todas las Epístolas, cronológicamente, ésta no fue la primera, pues Pablo escribió a los Tesalonicenses, a los Gálatas y a los Corintios antes de escribir a los Romanos.

El segundo antecedente que te pido consideres es el ambiente o clima causado por aquel a quien Pablo llamó “aguijón en su carne”, de quien hablé anteriormente; este “aguijón” o “espina en la carne” era alguien a quien nosotros en nuestra lengua moderna llamaríamos “un dolor en el cuello” o simplemente alguien que llevas “clavado en el hígado”. Por si no lo hubieras leído, , este aguijón era un mensajero del diablo, disfrazado de rectitud, cuya motivación monetaria y total rechazo de la Gracia, lo movía a visitar las iglesias que Pablo había levantado para robarse su semilla; no sólo arruinando la labor de Pablo, sino dejando a sus ovejas en pecado al sembrar la Ley de nuevo en sus corazones, dejándolos de nuevo en sus obras, y sin su dinero, por lo que la gente se volvían “tacaños”.

Este ambiente marcó la guerra espiritual que Pablo tuvo que afrontar durante su ministerio, la cual no prevaleció contra la obra de Pablo, a pesar de que finalmente lo hayan ejecutado, pues sus cartas las tenemos aquí con nosotros y aun siguen edificando a la verdadera iglesia de Cristo en todo el mundo.

¿Por que es relevante para nosotros conocer este ambiente arriba mencionado? Porque deja clara de una vez y para siempre la importancia de que la Gracia se predique sin adulterar. Esto, en términos Paulinos significa principalmente: “no mezclar la Gracia con la Ley”, y en ella nos daremos cuenta que el daño que esta mezcla produce no es insignificante.

Por último, intentaré mostrarte de manera fehaciente cual es la sana doctrina que Pablo llevó a los gentiles y cual es la falsa doctrina de la cual prevenía a los creyentes, dándonos mayor claridad para entender las demás epístolas.

Algunas sugerencias para poder llevar este estudio a su mayor efectividad:

Lee por adelantado el capítulo que se indique;

Comienza la lectura pidiéndole a tu Abba Padre que por Su Espíritu te revele al  Jesús glorificado y que te abra los ojos de tu espíritu para verte   en El como en un espejo.

Pregúntate a quien le esta hablando Pablo: ¿a Hijos de Dios nacidos de nuevo? ¿a Hijos de Dios caidos de la Gracia? ¿A  “no creyentes”? ¿A judios?

No te dejes llevar por el capítulo para basar el contexto de cierto versículo. En ocasiones un versiculo puede ser la culminacion de una tésis o de una situación que se planteó capítulos antes.

Refierete al indice para encontrar cada capitulo

Shalom