La Vara de la Disciplina

This entry is part 1 of 13 in the series Gracia para Nuestros Hijos

paddleHabiéndonos liberado del peso que nos acechaba,  el de la Ley,  y habiendo descubierto que Dios no castiga a Sus Hijos, sino que los instruye; ahora surge la pregunta,  ¿cómo disciplinamos a nuestros hijos?   ¿Es correcto castigarlos,  es correcto azotarlos?

Si a ti te criaron padres tradicionales,   no nacidos de nuevo, especialmente fuera de los Estados Unidos, es muy probable que hayas sido disciplinado con rigor,  si no aún con cinturón, zapato o cucharazo por lo menos una vez,  y existe la posibilidad de que a tus padres les haya ido peor que a ti; también existe la posibilidad de que tu hayas o estés haciendo lo mismo con tus hijos, aun cuando hubieras nacido de nuevo, pues quizá te enseñaron en tu iglesia a usar la Vara de la Corrección, literalmente.

la legendaria chanclaSea como haya sido, Dios te ama mucho mas que cualquier Padre terrenal podamos amar a nuestros Hijos;  y te ha escogido para revelarte su Gracia a través de Su Hijo Jesucristo,  pues sin ella simplemente somos ciegos. De Gracia recibiste, de Gracia da, perdona a tus padres, pues ellos lo hicieron todo pensando en librarte del mal,  y perdónate a ti mismo, pues aun por no saber lo que hacíamos hemos sido perdonados.    Entendamos de donde surgió este método de disciplina.

La Biblia dice que:

El que evita la vara odia a su hijo,
Pero el que lo ama lo disciplina con diligencia  Prov. 13:24-25

La necedad está ligada al corazón del niño,
Pero la vara de la disciplina lo alejará de ella. Prov. 22:15

No escatimes la disciplina del niño; Aunque lo castigues con vara, no morirá   Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol  Prov. 23:13-14

Lectores, recordemos que los proverbios fueron escritos por Salomón,  hombre que recibió Sabiduría del mismo Dios, ESTANDO BAJO LA LEY.  Más los Hijos de Dios que estamos bajo la Gracia tenemos una ventaja,  ese mismo Espíritu de Sabiduría VIVE en nosotros  y Él mismo nos ayudará a filtrar la escritura  a través de la Cruz.   Extraigamos la sabiduría de estos versos:

La palabra hebrea “shebet” traducida como vara,  es una de esas palabras con varios significados;  puede significar “vara”, como la vara de Aarón, la cual en la Biblia es símbolo de liderazgo; o puede usarse como  “callado”, el que usan los pastores para rescatar a sus ovejas y librarlas de salirse del redil, y el cual en la Biblia es símbolo de protección;  así mismo, se usa como “cetro”,  un símbolo de autoridad divina;  y  también puede ser usada como “lanza o dardo”.  De hecho los pastores israelitas la usan de esta manera contra los lobos, nunca contra las ovejas.

Hoy escuché que no necesitamos conocer el hebreo o el griego para llevar el amor de Dios a los demás,  mas llevar el amor de Dios a los hijos de esta manera puede que no haya producido el resultado deseado, sólo por no entender el hebreo y el griego.   Por lo mismo es importante que conozcamos lo que realmente dice la escritura y que la interpretemos con la misma escritura bajo el Pacto vigente.

Por la Gracia de Dios,  la teología o la religión no lo interpretó como lanza; también demos gracias a Dios que existen hoy leyes que nos impiden apedrear a nuestros hijos, como era instruido durante la ley.  Fue porque estaban bajo la Ley de Moisés que el pueblo de Israel tenía que hacer todo lo posible por corregir a sus hijos, al precio que fuera,  pues aún una paliza, en el supuesto que  la usaran, era aplicada con el fin de  evitar la muerte por apedreamiento.  Sin embargo,  parece que los mismos judíos no siempre lo llevaban a cabo, de acuerdo al Talmud, el cual dice:  “Si debes golpear a tu hijo,  hazlo solo con una agujeta”. (Talmud Bava Batra 21).

Entendamos que ellos no sólo recibieron estos versículos fuera de contexto,  sino 31 teacherproverbios que  hasta el día de hoy son usados para instruir a los niños desde pequeños con la sabiduría de Dios dada a Salomón.

El Rabi Larry Kaplan, del Templo Israel, en Wilkes-Barre, Pennsylvania, dijo:  “El problema es que sacar una linea de la Biblia ignora el resto del texto. Mucho del libro de los Proverbios está lleno de buen consejo en como ser mejores personas.  En el Capítulo 22 somos enseñados: “Entrena a tu hijo en su manera de comportarse y aun cuando sea viejo, no se apartará de ello”. (traducido de artículo del Centro de Disciplina Efectiva. http://www.stophitting.com/index.php?page=jewish)

Mas traer al Hijo de Dios en retroceso al judaismo es traerlo bajo un Pacto que ya ha quedado nulificado (Col. 2:14).  Ellos estaban bajo el Ministerio de Muerte escrito en Piedras (2 Cor. 3:7) y no bajo el Espíritu de Vida (Rom. 8:2, 2 Cor. 3:6) como lo estamos nosotros.

Esta mala interpretación de la vara, junto con Hebreos 12:6 que vimos en el mensaje anterior, han reforzado la Ley  en nuestros Hijos, en la cual había castigo,  en la cual había consciencia de maldad,  en la cual había culpa y condenación y en la cual se encuentra la fuerza del pecado, (1 Cor. 15:56) por tanto nuestros hijos crecen con la noción del Bien y del Mal,  el cual trajo la muerte a la humanidad, mas están perdiendo la noción del Amor del Padre y de la Vida Abundante en Cristo que existe en su Gracia, bajo la cual el pecado no se apodera de nosotros (Rom. 6:14) y las cadenas se rompen.

Muchos de nosotros  que crecimos bajo esos métodos simplemente aprendimos a disfrazar el mal comportamiento para evitar el dolor,  más la paliza no nos libró de la raiz del comportamiento, por el contrario, siendo la Ley la fuerza del pecado, puedo asegurarles sin temor a equivocarme que la raíz del problema se fortaleció con cada castigo y que tarde o temprano se manifestará como un fruto muy podrido, si no se ha usado el antídoto:  El Evangelio de Gracia sin adulterar de nuestro Señor Jesucristo  esto es, SIN LA LEY,

Te preguntarás: ¿Y ahora que hago?   Regresa el jueves.

Shalom