El Despertar de los Gálatas

This entry is part 1 of 20 in the series Gálatas 5

 

ontherope

Hoy comenzamos el Capitulo 5 de Gálatas.   Gálatas y Romanos van de la mano.   No sólo encontramos en ellas el Evangelio de Pablo para los gentiles (nosotros),  sino una  defensa irrefutable  en contra del sistema de  la Ley del Viejo Pacto, el cual es mas peligroso que un huracán, un terremoto o un volcán en erupción, debido a su sutileza para destruir, disfrazado de “ángel de luz”,  por lo que no te das cuenta de la destrucción que te causa hasta que la misma ya ocurrió.

Quisiera creer que todos los cristianos han leído este Capítulo, mas la razón por la que pienso que no todos lo han entendido es porque aun muchos no han recibido el Evangelio de Gracia como la verdad; algunos creen que la Gracia es una falsa doctrina; otros creen que la Gracia vino por Jesucristo, pero que Él  nos dejó a Moisés  cuando se fue al cielo y no a Su Espíritu, por ello siguen ignorando a su Espíritu y añadiendo a la carta de requerimientos contraria a nosotros que Jesús dejó clavada en la  Cruz (ver Col. 2:14).

Por esta razón  yo he querido proclamarlo y explicarlo  muy despacio, usando aun paráfrasis auxiliares, orando para que penetre el entendimiento de muchos que amen la verdad, para que ellos puedan dar a conocer esa verdad a muchos otros en este mundo lleno de mentira y que ellos puedan  recibir la Gracia que produce  la fe bíblica y puedan descansar de su yugo.

Gálatas 5 comienza con lo siguiente.

Para libertad fue que Cristo nos hizo libres. Por tanto, permanezcan firmes, y no se sometan otra vez al yugo de esclavitud.  NBLH.

¿De cual yugo nos está hablando?

La versión “El Mensaje” la parafrasea de esta manera:

Cristo nos ha dado libertad para vivir una vida libre. Así que ¡toma tu posición! Nunca más dejes que nadie te ponga un arnés de esclavitud.

¿De nuevo, de que esclavitud nos habla? Dejaré que el Espejo de La Palabra de Francois Du Toit lo explique por mi:

Jesucristo es quien define tu fe; ¡Él es tu libertad de todo lo que la ley nunca pudo librarte! Afirma tus pies en esta libertad. ¡No dejes que la religión te haga tropezar otra vez y sus riendas de reglas y obligaciones te controlen! Gal. 5:1

(En este paralelismo, Cristo representa a Sara, la madre de la fe, que te engendró en la resurrección. ¡La tumba de la que fuiste levantado representa el vientre de Sara! 1 Pedro 1:3) 

Te das cuenta amado(a),  la religión es la esclavitud a la que Pablo se refiere, ese es el “yugo desigual” con el que no debemos unirnos.   En el caso de los Gálatas,  era la religión judía la que se interpuso en su caminar con Cristo (Gal. 5:2-3); en nuestra época de libertad de religión, tenemos muchísimas,   mas  todas vienen del mismo Arbol del Conocimiento del Bien y del Mal que ya ha sido echado en el fuego (si escuchaste el mensaje de la Ira de Dios que publiqué el viernes pasado, sabrás a que me refiero).  Si amado(a),  creémelo, TODAS las religiones están basadas en la rectitud por obras, aunque se hagan llamar organizaciones de “Fe”.  Yo no estoy atacando a ninguna en particular,  son ellas las que han atacado el verdadero Evangelio.

Mas en Gal. 5:4 encontramos lo siguiente:

De Cristo se han separado, ustedes que procuran ser justificados por la ley; de la gracia han caído.  NBLH

La definición clásica de caerse de la gracia es la de caer en adulterio, en adicción o simplemente, dejar de ir a la congregación;  mas nota la definición bíblica de caerse de la Gracia:  querer ser justificados por las obras de la Ley, es decir, por las obras de la religión.    

La versión El Mensaje lo cifra de esta manera:

La persona que acepta los caminos de la circuncisión negocia todas las ventajas de la vida libre en Cristo para las obligaciones de la vida esclava de la ley.  Sospecho que nunca intentarías esto, pero esto es lo que sucede. Cuando tratas de vivir según tus propios planes y proyectos religiosos, eres cortado de Cristo, te caes de la Gracia.  Gal. 5:3-4 El Mensaje.

El Espejo lo hace aun mas claro:

 La justificación de la ley no tiene nada en común con la justificación de la gracia; son opuestas. Así como es imposible que alguien viaje en dos direcciones opuestas a la misma vez, igualmente Cristo es irrelevante para alguien que busca su propia justificación bajo la ley.

La religión nunca permitirá que la gente deje de vivir por  las obras de la Ley , aun cuando enseñen de la Gracia de Dios  y trágicamente,  la gente solo va a creer como sus líderes espirituales  les hagan creer, a menos que por el Espíritu  el Evangelio de Gracia les sea revelado.

Deseo que el despertar de los Gálatas haya sido o llegue a ser tu despertar.  Si tu tiempo te lo permite, te invito a  visitar los mensajes vinculados en  este blog y a que regreses el próximo viernes.

Shalom y Gracia en Abundancia.