Transformado por su Espíritu.

El árbol de vida
Un árbol de granada en Galilea.

Si has recibido tu redención,  debes saber que fue la mejor decisión que jamás hayas tomado, pues escogiste vida  en lugar de muerte.  Esta vida es a través de Jesucristo, el Jesús Resucitado. Mucha gente que sigue a Cristo trata de imitar lo que Él hizo y piensa que al tratar de imitarlo con sus propios esfuerzos, recursos y sabiduría humana, algún día se van a volver como Él,  mas la vida abundante que Dios tiene para ti no es una vida de imitación y de esfuerzo humano,  sino que es una simple manifestación de Jesucristo viviendo su vida a través de nosotros, con su sabiduría y sus recursos.   Por medio de su Espíritu Santo, el mismo Jesús  se expresará a si mismo a través de ti, venciendo en tu vida y tus circunstancias  y tu vivirás una vida de poder, de gozo y de paz cuando aprendas a ser guiado a toda verdad por su Espíritu.

¿Como puede ser posible?

En el libro de Juan, Capítulo 3:3-7, Jesús le explicó al fariseo Nicodemo que era lo que necesitaba para entrar al cielo:

Jesús le dijo, Te aseguro que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios.  Nicodemo le preguntó: — ¿Y cómo puede uno nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso podrá entrar otra vez dentro de su madre, para volver a nacer?  Jesús le contestó: —Te aseguro que el que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.  Lo que nace de padres humanos, es humano; lo que nace del Espíritu, es espíritu.  No te extrañes de que te diga: “Todos tienen que nacer de nuevo.

El libro de Tito (3:5) lo explica de esta forma:

.. sin que nosotros hubiéramos hecho nada bueno, por pura misericordia nos salvó lavándonos y regenerándonos, y dándonos nueva vida por el Espíritu Santo.

 Por lo tanto, el que está unido a Cristo es una nueva persona. Las cosas viejas pasaron; se convirtieron en algo nuevo.” Corintios 5:17

La Biblia nos dice que Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza,  esto quiere decir que el hombre, antes de pecar, tenia la misma naturaleza de Dios,  con un cuerpo que se relaciona con el mundo físico y natural por medio de los 5 sentidos, una alma, esto es tu intelecto, emociones, memoria e imaginación,  y un espíritu, que es el que nos unía a Dios y a través del cual podemos relacionarnos con Él.   Cuando oraste para recibir a Jesucristo  y le diste tu vida, tu Espíritu nació de nuevo – el poder creador de Dios que permanece en su  Espíritu Santo regeneró o revivificó tu espíritu y lo hizo perfecto. Una vez nacido de nuevo espiritualmente, tu naturaleza ya no es la de un hombre caído, ahora tu espíritu tiene vida y llevas a Cristo en ti  y cuando esto sucede, nos volvemos nueva creación en Cristo, haciendo al Dios Todopoderoso tu mismo Padre.  Si, a través del Nuevo Nacimiento, te has convertido un miembro de la familia real de Dios.

Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud que los lleve otra vez a tener miedo, sino el Espíritu que los hace hijos de Dios. Por este Espíritu nos dirigimos a Dios, diciendo: « ¡Abba! ¡Padre!» Romanos 8:15

No solo hemos nacido de nuevo, y podemos llamar a DIOS “papá”, con la intimidad que un hijo le habla a su padre, a su papito, sino que ahora la influencia de su Espíritu, que fue el que lo levanto de entre los muertos, te transformará a ti a su imagen. Este cambio vendrá como un fruto de ese mismo Espíritu, al contemplar su gloria, esto es, al buscar y contemplar a Jesús en la Escritura – en la Biblia –  NO  en su temor, no en su ira, no en su venganza, sino en toda su belleza, en todo su esplendor y en su grandioso amor.

Con la cara descubierta, todos nos quedamos mirando fijamente la gloria del Señor, Y ASI somos transformados en su imagen cada vez con más gloria. Este cambio viene del Señor, es decir, del Espíritu. 2 Corintios 3:18

De nuevo, felicidades en tu nuevo nacimiento y bienvenido a la familia de Dios.   Suscríbete a este blog si aun no lo has hecho para que te ayude en tu crecimiento. y tu mismo me dirás como te transformo a ti.

“Que Dios les dé cada vez más gracia y paz a medida que crecen en el conocimiento de Dios y de Jesús nuestro Señor.”

En este vínculo podrás escuchar este mensaje:

Leave a Reply