Religión vs. Redención

Si leíste mi biografía, te preguntarás como es que no encontré a Dios en la religión, si la religión es supuestamente el medio para conocer a Dios.  Yo misma así lo creía, hasta que Dios mismo me abrió los ojos y me sacó de mi error.

 

El termino religión viene del latín “religari”  que significa “re-ligar”, “volver a unir”.  Esto nos dice que el espíritu del hombre un día estuvo unido al de Dios.  No obstante, el pecado de Adán nos separó de Dios, produciéndonos la muerte, primero espiritual y por consecuencia la muerte física. Nuestra alma en su interior sufre por esa brecha entre Dios y nosotros y trata de cerrarla de muchas maneras. Esto es la religión, nuestro esfuerzo por religarnos a Dios.  Sin embargo, al leer la Biblia encontramos que Dios comunicó a los hombres su plan para re-ligarnos a Él,  desde muchos siglos antes de que Él lo ejecutara. Este plan se llama Redención, y es el único “esfuerzo” que Él acepta.

“Porque todos hemos pecado, y nadie puede tener parte por sí mismo en la gloria de Dios;”  Romanos 3:23

     Por mucho que nos esforcemos, la Biblia declara que nadie puede cumplir por si mismos con los altos estándares de rectitud y justicia de Dios, pues su santidad es incorruptible, y nuestros esfuerzos nos corrompen, por lo mismo el hombre no puede acercarse a Él; por eso  necesitamos un camino hacia Dios que no dependa de lo que nosotros hagamos sino unicamente  de su Gracia.   La Redención fue ese regalo de Dios,  sin ningún esfuerzo  o  mérito alguno de nuestra parte. 

“nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia…”  Tito 3:5

     La Redención fue gratis para nosotros, mas a Él le costó todo, pues el precio por nuestro rescate estaba fuera de nuestro alcance. Por lo mismo, esta Redención fue comprada por Jesús, quien la Biblia dice que es Dios, quien dejó su trono para bajar a este mundo como un humano que dependería cien por ciento del Espíritu de Dios. Este fue el “Esfuerzo de Dios”  para unirse de nuevo al hombre, para comprar lo que era suyo y le había sido robado. La religión, cualquiera que sea su nombre,  busca obtener el favor, la bendición y la aprobación de Dios a través de esfuerzos y actos humanos. La redención ofrece  la bendición, el favor y la aceptación de Dios para todos los que aceptan a Jesús como su salvador, sin haberla ameritado o ganado.

“Mas Dios demostró la inmensidad de su amor hacia nosotros cuando, siendo aún pecadores, envió a Cristo a morir para darnos vida.”   Romanos 5:8:

     La religión ofrece modificación del comportamiento humano a base de nuestro esfuerzo, disciplina y fuerza de voluntad.  Al entender   la redención, la transformación ocurre del interior al exterior por obra del Espíritu Santo y no nuestra. ¿Te das cuenta como religión y redención son opuestos?

Dios bajo del cielo en la persona de Jesús a libertarnos de aquello que nos impedia sentirnos reconciliados con Él porque no podía concebir una eternidad sin nosotros.  El nos creo para  tener una  relación con nosotros, no de amo a esclavos, no de Dios a siervos, sino de PADRE A HIJOS, basada en su perfección y no en la que nosotros pudieramos alcanzar con nuestro esfuerzo,  en su Amor y no el nuestro, porque su corazón siempre ha sido habitar a nuestro lado, de la misma manera en que un padre natural anhela y se esfuerza gozosamente por estar con sus hijos, por compartir todo con ellos, y disfrutar del gozo de los mismos.  

Jesús nos dio la redención para que viviéramos de ella,  de su trabajo consumado,  a través del cual todo nos es provisto por su Gracia, todo lo que nos falte, todo lo que nos había sido destituido,  comenzando por su imagen, su Amor, su perdón,  su Paz, su habilidad, su sabiduría, su compasión,  su provisión, y aun su prosperidad y abundancia, tan solo recibiéndolas por la fe en Él y en su palabra. Esto es lo que la redención ofrece.

Pero ¿por qué la redención?   Da un click en el texto de color si deseas continuar leyendo.

Leave a Reply