Poemas de Dios

Hoy continuamos con la cuarta parte de la serie  de Bertie Brits, ˘”¿Qué es la Salvación?”.    La Salvación es algo que a muchos siempre nos ha intrigado, y la buena noticia es que la Salvación ya nos ha sido dada en Jesucristo, por lo que no es difícil obtenerla.

Como habrás escuchado en las noticias, una nueva masacre ocurre cada día. Mas Jesús nos dio palabras para lidiar con la muerte,

 Jesús dijo, “Yo soy la resurrección y la vida – aquel que cree en mi, vivirá aunque este muerto. Y cualquiera que este vivo en la vida que yo soy, nunca morirá. ¿Crees esto?”  Juan 11:25-16. El Espejo de la Palabra de Francois Du Toit

Como te das cuenta,  necesitamos la vida de Dios para ser salvos no solo del pecado, sino de la muerte.   En este tiempo obscuro en el que la muerte y la destrucción se encuentran tan activas,  vivamos con la seguridad de que Dios nunca será el autor de la muerte, sino de la vida,  Jesús es la verdad y la Vida.

Yo personalmente creo que la consciencia de Su Gran Amor y de lo que Je ocurrió al hombre en la Cruz, llega a ser como un escudo de protección en la vida del creyente,  aun en los momentos mas obscuros y las tragedias mas dolorosas, de aquí la importancia de que lo que se haga consciencia en la vida del creyente no sea de su humanidad sino de su divinidad,  que no sea de su culpabilidad o imperfección sino de su inocencia y  de la perfección que le ha sido otorgada en Jesucristo, pues el creyente solo puede ser verdadero creyente cuando escucha la Verdad del Nuevo Pacto, no la del pacto obsoleto.

Disfruta este mensaje y oro para que produzca mucho fruto.

Shalom y Gracia en Abundancia.

Series Navigation<< Salvación de la LeyLa Salvación por Gracia >>

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..