La Raíz del Problema

Descansando de nuestras obras
Descansando de nuestras obras

Pues todos los que han entrado en el descanso de Dios han descansado de su trabajo,.. Heb 4:10

Mi amigo(a), hoy por fin entenderás el por qué enfaticé tanto sobre los temas anteriores.  Si no pudiste leer esos mensajes, lo que leas esta semana quizá te haga querer leerlos y esa es mi oración.  En mi opinión, el pueblo que Cristo compró con su sangre ha sido saboteado por la religión, cual quiera que sea su nombre.   La religión a través de su enseñanza torcida le ha cambiado a la iglesia su oro y su plata por monedas falsas, y su vestidura de lino fino por trapos de inmundicia.   De ahí todo lo que acontece en el mundo material.

Mi objetivo es que la gente con un corazón conforme al corazón de Dios, un corazón por su Hijo Jesucristo,  podamos llegar a la raíz de aquellos problemas y aflicciones que se originan por no conocer lo que nos fue dado en la Cruz gratuitamente.  Mi deseo es que su Pueblo sea libre, que le sea devuelto lo que le fue despojado, salud, finanzas, relaciones restauradas,  y que goce del “Shalom” que Cristo nos compró con su sangre.

Cuando pasamos por el día malo,  inmediatamente nos culpamos y decimos “¿por qué a mí?”, “¿Que estoy haciendo mal?”,  o “¿Qué pecado cometí?”   Más mucho de lo malo que nos ocurre   no es por lo que hicimos mal, sino por la mentira que creemos, o por la verdad que no sabemos o no creemos.  Con tristeza he visto morir parientes y amigos muy queridos que se han ido engañados creyendo que su sufrimiento era la voluntad de Dios.

Tristemente, el Evangelio de Gracia ha sido tan encubierto por religión que la gente se espanta cuando oye la verdad.   Recuerda que fueron el gobierno y los religiosos del tiempo de Jesús a quienes el diablo usó para darle tal muerte. Este espíritu anticristo no es aquel que no puede decir “Cristo”,  es aquel que desprecia su sacrificio o que se opone a su efectividad.

El Señor dijo que en los últimos días, esta bestia agotaría a sus santos (Dan. 7:25).  Algo me dice que estos últimos días ya comenzaron, pues el Pueblo de Dios está atrapado en la carrera de ratas del mundo y con menos tiempo para sentarse a contemplar a Jesucristo en su escritura y poder entrar en su reposo, que fue la única labor que hemos sido llamados a temer NO hacer.

 Todavía sigue vigente la promesa que hizo Dios de entrar en su descanso; por lo tanto, debemos temblar de miedo ante la idea de que alguno de ustedes no llegue a alcanzarlo.  (Hebreos 4:1)

Agotados
Mucho hacer – poco tiempo

A pesar de que estamos rodeados de tecnología, diseñada para simplificar nuestra vida,  las distracciones son cada día más, así como las demandas que llueven sobre nosotros, las cuales son satisfechas de nuestro propio esfuerzo, aún para producir nuestra propia fe, por lo que el amor de muchos se está enfriando.

Recuerda que el 666 en la “mano derecha” o en la”frente”, sea una marca física o virtual, una persona o un sistema de gobierno,  representa al hombre glorificado viviendo totalmente de su confianza en si mismo y en su habilidad física o intelectual, con un total rechazo y ausencia de Dios.

Este espíritu va en aumento no solo en el gobierno, el sistema educativo y aún el de salud, sino en la misma  iglesia cristiana y en sus enseñanzas, por lo mismo muchos están yendo a otros evangelios al ver que no hay efectividad en el que ellos llaman el evangelio.   Mientras tanto, el pueblo de Cristo está muriendo prematuramente sin recibir su herencia, padeciendo enfermedades y plagas que eran para el que no cree.

Mas  a los que Dios nos dio la Gracia de quitarnos las escamas de los ojos, sabemos que el verdadero evangelio es algo tan grande, tan bueno y maravilloso que el diablo tiene que cegar los ojos de la gente para que no lo vean o lo crean.

Joseph Prince en su estudio bíblico “La Condenación Mata” contesto todas mis preguntas.

El compartió que el Señor le mostró en una visión una planta con una triple raíz, donde las hojas eran enfermedad, pobreza, problemas matrimoniales y muchas otras manifestaciones de la maldición en el cristiano.  Sería redundante querer cortar estas hojas sin erradicar la raíz.

Manifestaciones de la maldición, Enfermedad, Pobreza, Matrimonios Rotos
Estres y temor
Sucumbiendo a la Presión

La primera de estas raíces, el estrés, origina mas del 70% de todas las enfermedades, según la Clínica Mayo.  Este estrés también afecta nuestras relaciones personales, nuestras actividades  y habilidades.

Temor de todos tipos es la raíz del estrés.  Hoy en día existen demasiados temores para poder contarse:  temor al cambio, a la muerte, al futuro, a lo desconocido, a la obscuridad, a ciertos animales, a las alturas, al agua, a volar,  a hablar en público, a ser rechazados, entre muchos otros.

El mundo lucha por  controlar estas raíces con métodos seculares,  mas no las puede erradicar porque no saben que éstas tienen su raíz en otra de origen espiritual – esta es la condenación.

A través de la condenación el diablo nos predispone a la destrucción, acusándonos con  nuestros pecados, nuestras faltas e inhabilidades, o las de los demás para crear diferencias entre hermanos, de esta manera nadie pueda entrar a nuestro rescate en el momento en que dirige sus dardos de fuego hacia nosotros.

En resumen, cuando hay condenación habrá temor, cuando hay temor habrá estrés y cuando hay estrés habrán manifestaciones de la maldición en forma de problemas,  pobreza, o  todo tipo de enfermedad.

Regresa mañana  para poder confirmarte con la escritura  como estas raíces aparecen y como pueden ser extirpadas de nuestra vida.

Shalom.

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..