La Gran División

"Por el camino que él nos consagró nuevo y vivo, por el velo, esto es, por su carne;" Heb. 10:20
“Por el camino que él nos consagró nuevo y vivo, por el velo, esto es, por su carne;” Heb. 10:20

Así que, por cuanto los hijos participan de carne y sangre, también Jesús participó de lo mismo, para anular mediante la muerte el poder de aquél que tenía el poder de la muerte, es decir, el diablo,  y librar a los que por el temor a la muerte, estaban sujetos a esclavitud durante toda la vida.  Heb. 2:14-15

Este temor a la muerte fue el resultado de la Ley.  La gente vivía con temor de cometer un error, o de que en el momento en que su carne se manifestara al ser fortalecida por la Ley,  ellos podían perder la vida o por lo menos caer bajo la maldición.

Este pasaje nos muestra claramente  la victoria que Jesús obtuvo en la  Cruz al haber nulificado el poder de este ministerio de muerte.  Si todo el mundo supiera y aceptara la verdad, lejos de rendirle honra y celebración a algo tan maligno y tan doloroso como la muerte, el máximo enemigo de Dios,  correrían al que la venció,   Jesucristo,  Su Fuerte, cautivos de la Esperanza que hay en El, pues Él nos ha anunciado que nos restituirá el doble (Zac. 9:12) .

Mas muchos ingenuos aún no se han dado cuenta de la correlación que existe entre su culto a la muerte y el aumento de destrucción, tragedias y de muerte en su sociedad y aun en su familia.

Es de preguntarnos por qué tantos líderes religiosos no solo insisten en proclamar el Ministerio de Muerte como la verdad, sino que se oponen a que se proclame la Gracia y Verdad que “vino”  (ambas son una sola)  por Jesucristo como el único antídoto contra los problemas que afligen a la humanidad.

Mas tú, alégrate mi amigo(a), pues nosotros hemos cruzado esta gran división. Hemos entrado a través del velo.  Hemos vencido ese temor  en Cristo.  ¿No es algo maravilloso?   Mas si tus circunstancias aún no son maravillosas, quizá te preguntes  ¿de qué lado estoy?

No pierdas la fe ni el ánimo pues si estás sentado junto con Cristo, estas en el lado correcto y tus circunstancias pronto lo estarán, pues éstas se moverán hacia el que sujetó a si mismo todas las cosas;  es cuestión de que Su palabra salga de tu boca,  es cuestión de que con tu hisopo alinies esas cosas con lo que Su palabra dice, poniéndolas bajo tus pies  y trayendo en existencia las cosas que quieras ver como Hijo de su Promesa,  su Nuevo Pacto

Así será Mi palabra que sale de Mi boca,
No volverá a Mí vacía
Sin haber realizado lo que deseo,
Y logrado el propósito para el cual la envié.  Isaias 55:11

Por lo mismo el día de hoy me gustaría ayudarte a afirmar tu conocimiento de la Gracia al dejarte contemplarla desde la perspectiva de otros hombres cuyos ojos, al igual que los míos han sido abiertos.  Dedícale unos minutos para que solidifiques tu  edificación en la Gracia de Dios y en el tema que acabamos de estudiar.

La Cruz Separa “lo Viejo” de “Lo Nuevo

Shalom

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..