La Biblia

La Biblia - La Palabra de Dios

La Biblia - La Palabra de Dios

 

La Biblia es la única manera infalible de conocer a Dios, y en la cual está basada la autoridad del cristiano. Infalible quiere decir que no falla, no miente, ni se equivoca.   El Espíritu Santo escogió seres humanos  para inspirar sus pensamientos  y palabras, preservando cada palabra, frase y pensamiento de todo error, omisión o inexactitud.

Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.  2 Pedro 1:20-21

La Biblia no es un libro de hombres enseñando a otros hombres acerca de Dios.  La Biblia es un Libro de Dios, enseñando al hombre acerca de El mismo, por lo cual es el libro mas fascinante que jamas ha existido.

Toda la Escritura es inspirada por Dios… 2 Timoteo 3:16

Puesto que el Espíritu de Dios inspiro el contenido de la Biblia, solo su Espíritu puede ayudarnos a entenderla, por lo mismo mucha gente que no ha recibido el Espíritu Santo a través del nuevo nacimiento,  la malinterpreta, la rechaza, la distorsiona y aun  la desacredita.

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.  2 Corintios 2:14

Mas antes de llenarte de información acerca de la Biblia, déjame decirte que muchas personas, aun algunas que la conocemos bien, creemos que la Biblia es solo un libro de reglas y de leyes morales para vivir. Muchos aun tratanmos de seguirlas lo mejor que podemos, fallando la mayoría de las veces; sin embargo lo más importante que tu debes saber es algo que muchos aún no han entendido, o que han olvidado, y esto es que la Biblia no es un libro humano. La Biblia es un libro divino, escrito por el mismo Espíritu de Dios con el único fin de darnos a conocer  a Jesús,  y solo a Jesús.  La Biblia es un libro de imágenes de Jesús, y de su amor por nosotros. Cada historia, cada personaje, cada lugar, cada evento nos habla de una faceta de este hermoso Jesús y de su  trabajo de amor consumado en la Cruz, y lo que esto significa en la vida del creyente.

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12

 La Biblia es la palabra escrita de Dios, mas Jesús es la palabra Viviente,  hecha carne,

 En el principio la Palabra ya existía.   La Palabra estaba con Dios,   y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios.  Dios creó todas las cosas por medio de él,   y nada fue creado sin él.  La Palabra le dio vida a todo lo creado,  y su vida trajo luz a todos.  Juan 1:1-4

Por tanto, la Biblia es un libro viviente diseñado para hablarnos, para ser alimento  que fortalece  nuestra alma y que es salud ¡para nuestro cuerpo!

Hijo mío, presta atención a lo que te digo.   Escucha atentamente mis palabras.  No las pierdas de vista.   Déjalas llegar hasta lo profundo de tu corazón,  pues traen vida a quienes las encuentran y dan salud a todo el cuerpo. Proverbios 4:20-22.

Por lo anterior, la Biblia –La Palabra – no nos fue dada para que la tratáramos de hacer.  Es un libro para “comer”, tu espíritu lo absorbe y tu alma lo asimila produciendo fruto,

 Él  respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Mateo 4:4

 Jesús les contestó:

— Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí, jamás tendrá hambre; el que cree en mí, jamás tendrá sed.  Juan 6:35

Conforme comamos de Él  y enviamos La Palabra a nuestro corazón, Dios hace en nosotros lo que su palabra dice que hará, no como resultado de nuestro propio esfuerzo y fuerza de voluntad, sino de su Espíritu Santo.

Lo mismo sucede con mi palabra.   La envío y siempre produce fruto;
logrará todo lo que yo quiero,   y prosperará en todos los lugares donde yo la envíe.  Isaias 55:11

Esta Palabra viviente divina y sobrenatural se ingiere  al contemplar a Jesús – el pan de Vida – en la escritura, al tratar de encontrarlo en cada pasaje que leamos, pidiéndole a su Espíritu que nos lo revele.

Alguna vez te has detenido a contemplar esas pinturas subliminales que después de fijar tu mirada dentro de ellas durante unos segundos, una imagen tridimensional escondida dentro de ellas salta ante tus ojos?   Si lo has hecho sabrás que en el momento en que descubres esa imagen, principalmente la primera vez,  tu corazón aun se alegra.   Con mayor alegría tu corazón saltara cuando descubras a Jesús en la Biblia, pues él se encuentra en cada página de ella, en cada una de sus historias, en sus personajes, en los nombres de sus caracteres y de sus lugares,  y aun en las mismas letras, palabras y números del idioma original – el hebreo.

Por otro lado, mucha gente que sigue a Jesús lo ve como un ejemplo a seguir y trata sinceramente de imitarlo con sus propios recursos y sabiduría humana,  mas su plan para nosotros no es el de que vivamos una vida de imitación para convertirnos en  Él ,  Su plan es que nuestra vida sea una manifestación de Jesús viviendo su vida a través de nosotros, con su propia sabiduría y esfuerzo, sin nuestra ayuda o esfuerzo limitado, sino por su Espíritu.

Por eso, todos nosotros, ya sin el velo que nos cubría la cara, somos como un espejo que refleja la gloria del Señor, y vamos transformándonos en su imagen misma, porque cada vez tenemos más de su gloria, y esto por la acción del Señor, que es el Espíritu. 2 Corintios 3:18

Como  se formó la Biblia

 Escucha el audio con este mensaje:

 

Leave a Reply