Fuego de Dios

DSC03757

¿Listo para caminar en lo sobrenatural?  El día de hoy te pido que te abroches bien tu cinturón de la Verdad  para que mires junto conmigo lo siguiente

¿Recuerdas que en el Jardín del Edén, cuando Adán y Eva fueron expulsados, Dios colocó un angel en la entrada al oriente del Huerto?  (Gen 3:24)     Este angel sostenía una espada de fuego,  cuyas flamas se repartían para todos lados,  impidiéndole al hombre entrar a la presencia de Dios.

Más Jesús tomo esa espada por nosotros,  el mismo lo anunció cuando citó a Zacarías en Mat. 26:31,

“Despierta, espada, contra Mi pastor, y contra el hombre compañero Mío,” Declara el Señor de los ejércitos. “Hiere al Pastor y se dispersarán las ovejas, Y volveré Mi mano contra los pequeños  Zac. 13:7,

Jesús recibió  esa espada del fuego de la indignación de su Padre en nuestro lugar,  por tanto esta espada  ahora nos pertenece , más lejos de apartarnos Dios nos

fiery swordla ha dado  para que entremos a su presencia: La Espada del Espíritu.

Algo fascinante de aquella Espada que resguardaba  el Huerto es la frase  “que giraba en
todas direcciones”  esta es una sola palabra hebrea “haphak”   la cual puede traducirse también como “transformarse”, así como “anular o derrocar”

Esta es nuestra Espada del Espíritu la cual  significa poder transformador para nosotros y nuestras circunstancias, así como poder para anular o derrocar todas esas viejas potestades en nuestra mente,  y anular el poder que las autoridades en las tinieblas tenían sobre la misma.

Este fuego de su Espada viene de su Gloria, la misma gloria que guió a Israel en el desierto y que yacía sobre el Arca column of firedel Pacto; maravillosamente  Él nos la ha dado hoy para poder guiarnos y para que podamos darle gloria.  ¿No me crees?

En Hechos 2:25-27, Pedro, inmediatamente después de haber sido bautizado con el Espíritu Santo, da como explicación una cita de David:

pues David dice de él (de Jesucristo):

»“Veía al Señor siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido.
Por lo cual mi corazón se alegró y se gozó mi lengua

Sin embargo, si vamos a esta cita original en el Salmo 16, leemos

Alegróse por tanto mi corazón, y se gozó mi gloria: RVA

Pedro usa “Mi gloria”  como “Mi lengua”.  Nuevas traducciones cambiaron la palabra gloria por “mi corazón”  más el hebreo original es kabowd, cuyo significado además de Gloria es honor, abundancia, esplendor,  dignidad, reverencia, riquezas.  Sabemos que el Templo de Salomón estaba lleno de esta gloria. Bien, la llave para que la Gloria de Dios se manifieste en tu vida es tu lengua,  esta espada no te impide más tu entrada a su presencia, sino que ahora te la facilita.

En la Biblia no existen coincidencias, y sabemos que todo el Viejo Testamento era solo sombra de las cosas Nuevas , por tanto miremos el ritual que se introdujo durante el Día de Pentecostés,  esta fue una ofrenda nueva,  la ofrenda de cereal,  junto con dos panes y dos corderos,   además de otros animales de sacrificio que juntos  sumaban 10.  Puedes leerlo todo en Levítico 23:15-21.  Esta nueva ofrenda de cereal era una ofrenda de agradecimiento, de apreciación, aroma agradable al Señor,  ahora voltea las páginas de tu Biblia a Oseas 14:2

Tomen con ustedes palabras, y vuélvanse al Señor.
Díganle: “Quita toda iniquidad, Y acéptanos bondadosamente,
Para que podamos presentar el fruto de nuestros labios.

En el hebreo, esto es lo que dice:  “ para que podamos recompensar los toros de nuestros labios.”

El toro representaba el sacrificio,  sabemos que nuestro sacrificio ya ha sido aceptado, nuestro Jesús amado,  El ya quitó TODA la iniquidad de nosotros y nos ha hecho aceptos ante su Padre,  ahora con el fuego de nuestra Espada podemos ofrecer una ofrenda Nueva,  nuestra ofrenda encendida,  nuestro incienso de aroma agradable para que arda en su presencia a toda hora,   este “sacrificio” de nuestros labios es nuestra alabanza; y si nuestras palabras limitadas no alcanzaran a expresarlo todo: nuestro azoramiento,  nuestra inmensa admiración y gratitud por todo lo que Él es, por todo lo que nos ama y hace por nosotros, en lenguas desconocidas para nosotros el Espíritu lo hará.  Nosotros solo tenemos que abrir la boca.

Pablo le dijo a Timoteo

Por lo cual te recuerdo que avives el fuego del don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos  2 Tim. 1:6

La palabra usada para don es “charisma”    recuerda que charis es Gracia.   En este caso,  este don de Gracia se refiere al Regalo del Espíritu Santo.

Es importante aclarar que el  bautismo del Espíritu Santo con la señal de hablar en lenguas no es el Don de Lenguas, que es uno de 9 dones  que el Espíritu Santo da y de los cuales hablaremos más adelante. En este caso la palabra griega para dones no es charisma sino “doria”

El Don de Lenguas nos es dado para que Dios hable a través de nosotros a su iglesia y siempre viene con el don de interpretación de lenguas.  Alguien se levantará orando en lenguas y enseguida otro lo interpreta,  aunque muchas veces el que habló en lenguas lo interpretará,  más el Regalo del Espíritu Santo, su Bautismo, estas “lenguas nuevas” nos son  dadas para que nosotros hablemos con Dios.

Por tanto, cuando Pablo dijo:

Pero deseen ardientemente los mejores dones (charisma),  Y aun yo les muestro un camino más excelente. 1 Cor. 12:31,

Pablo  se estaba refiriendo al Bautismo del Espíritu Santo, como el regalo más grande y excelente que existe,  este Regalo es  Gracia pura para nuestra  edificación y este  regalo

Jesús nuestro Siervo

activará los otros 9 regalos, de la misma manera en que la vela del medio de la manorah = la vela sierva, era usada para encender las demás velas. Esa vela sierva es Jesús mismo, mediante su Espíritu,  el cual es Espada  en nuestra boca para encender esos regalos

Aviva el fuego mi hermano,  esta es la única manera de tener un “avivamiento”   no permitas que tu vida se apague o se enfríe.   Tu armadura protectora no te fue dada para que te congeles como soldado inglés,  usa tu Espada y que Su Gloria te resplandezca.

Shalom

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..