Declarando su Salud

El Espíritu da Vida
El Espíritu de Vida

 

Porque si ustedes viven conforme a la carne, habrán de morir; pero si por el Espíritu hacen morir las obras de la carne, vivirán  Rom 8:13

Hoy en día se escucha mucho acerca del “poder” de la buena alimentación.   La gente está    buscando “vida” en los alimentos de lugares lejanos, en un tiempo en que la vida está siendo succionada de nuestra alimentación:   Los animales están llenos de hormonas, los productos de la tierra de pesticidas, o de parásitos, los alimentos de químicos dañinos, el agua y el aire están contaminados, y los “Super Alimentos” no caben en el bolsillo de todos.

Al mismo tiempo, los números de gente que adquiere cáncer y  otras enfermedades a nivel celular aumentan en la misma proporción que los precios de los alimentos.  Los científicos hacen lo que pueden, mas muchas enfermedades aún no tiene cura, a pesar de tantos años de recaudar fondos para encontrarla y muchos aún continúan muriendo de gripe.

Nuestro versículo inicial nos recuerda que sólo bajo la Gracia podremos vivir seguros dependiendo de Dios, pues el estar bajo la ley, lo cual Pablo llama “estar bajo la carne” (Gal  5:16-18),  nos trae  bajo la maldición y la enfermedad es parte de la maldición.

Más Jesús vino a deshacer las obras del diablo. (1 Juan 3:8), Así como Satanás traerá más destrucción porque sabe que su tiempo se le acaba, la Gracia de Dios sobreabundará en estos días,  así como el agua que brota del fondo de la jarra con más fuerza antes de agotarse.  

Tristemente, el ser cristiano no es necesariamente sinónimo de ser creyente.  Para el que cree,  ya hablamos de que con la boca activamos el poder de Dios en nuestra vida y cobramos los beneficios de la Cruz conforme a nuestra fe. Estos son nuestros cheques en blanco y los llenamos con los dichos de nuestra boca.  Dios nunca dijo que “la vida y la muerte están en el poder de los alimentos”,  sino en el poder de la “lengua”.

Jesús dijo que:

  “No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre…. Mas lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre.” Mat. 15: 11 y 18.

No le voy a quitar el crédito a la buena alimentación, la cual viene de Dios.

Porque todo lo creado por Dios es bueno y nada se debe rechazar si se recibe con acción de gracias.  1 Tim 4:4

Pomegranate Trees (2)Dios puso en la naturaleza todo lo que el hombre natural necesita.  Sólo  recuerda que toda la gente que Jesús sanó comía fresco y natural, pues todos en Israel en aquel tiempo estaban en la “Dieta Mediterránea”.

Fuera de la Gracia de Dios, difícilmente encontraremos respuestas, pues la respuesta está en el Espíritu de Vida de Dios,  y el reino espiritual de las tinieblas que controla el mundo se opone a este Espíritu de Vida. 

Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.  Porque lo que era imposible á la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios enviando á su Hijo en semejanza de carne de pecado, y á causa del pecado, condenó al pecado en la carne;  Rom. 8:2-3

Nosotros aunque seamos naturales, nuestro espíritu ha sido vivificado por  el Espíritu Santo que vive en nosotros  y por lo mismo nuestra provisión ya no es solo natural, que viene de la creación, sino de su Espíritu que vino a través de la redención.  Por lo mismo es necesario que sepamos todo lo que nos fue heredado en la cruz, para que de ahí nos suplamos todo lo que nos falte, sea salud, sea dinero, sea amor.

En una ocasión Jesús sanó a un ciego de nacimiento.  Léelo tú mismo en Juan 9:1-11.  Cuando le preguntaron, como te fueron abiertos los ojos, él les respondió:

El hombre que se llama Jesús hizo barro, lo untó sobre mis ojos y me dijo: ‘Ve al estanque

Jesús sana al ciego de nacimiento
Jesús sana al ciego de nacimiento

de Siloé y lávate.’ Así que fui, me lavé y recibí la vista “. Siloé significa “enviado”.

Este hombre declaró su fe al lavarse en  el agua del “enviado”, como Jesús le dijo.  Muchos preferirán darle la gloria al agua con la que se lavó y otros a las propiedades curativas del lodo que se untó en los ojos, mas este hombre le dió la gloria al “Enviado” quien nunca le dijo: “se sano”  solo le dijo que se lavara el lodo y él le creyó.

Jesús, mas que demandando una prueba de obediencia,  estaba demostrando que el hombre que fue creado del lodo fue cegado, más lo que sea lavado con el agua de su espíritu,  verá la vida.

“Jesús nos demostró que lo que la creación no pudo hacer, la redención lo logró.” Joseph Prince.

La Palabra de Dios, así como el Espíritu en ella, son  representados como “agua”.  Esa agua viva que nos limpia y satisface nuestra sed, alimenta nuestra fe y al hablar lo que veamos con los ojos de nuestra fe, le daremos vida a todo lo que hablemos. Por lo mismo bendecimos el alimento, para que la declaración que sale de Portrait of a family saying grace before eating dinnernuestra boca deje sin efecto las obras del diablo. 

Esta fue una de las provisiones que Dios nos dejó para estos días en los cuales el diablo tratará de matar a mucha gente.     Al orar por el alimento, evitemos que se vuelva un simple ritual, y hablemos palabras de fé, confiados de que la bendición de nuestros labios es efectiva para mantenernos salvos, (Marcos 16:18). Aún si no te es posible comprar los alimentos más exóticos de las islas lejanas,

La bendición del Señor es la que enriquece, Y El no añade tristeza con ella. Prov. 10:22

Shalom

Author: Kealili

A la edad de 18 años vi morir a mi esposo de 19. Con un bebe en mi vientre y sin saber como ganarme la vida, fue la primera vez que experimente la necesidad de un Dios en quien creer. Lo busque en la religión mas no lo encontré. Lo busque en el humanismo, en la intelectualidad, mas no lo hallé. Hasta que un día conocí al Dios de la Biblia, y me di cuenta de la diferencia entre una religión basada en mis obras imperfectas y esfuerzos limitados y una relación basada en su obra consumada y perfecta y su amor inagotable. Cuando ya estaba yo cansada de buscar, Él me encontró y me mostro su amor que hasta el día de hoy sigo tratando de comprender. Aunque este proceso quizá me lleve el resto de mi vida, vivo deleitándome en ese amor y mi anhelo es que por este sitio Él te pueda encontrar a ti también. Quizá al igual que yo, no sepas que Él te esta buscando. Quizá al igual que yo aun no sepas que no lo conoces realmente. Te invito a que lo descubras..